Alimentación y fertilidad

Foto de Comida creado por valeria_aksakova - www.freepik.es

Poco se habla de alimentación y fertilidad en los tratamientos médicos, gracias a la vida que cada día hablamos más de ello. La idea de este artículo es asentar una serie de bases que te puedan ayudar a encaminar tu alimentación.

¿Cómo afecta la mala alimentación a la fertilidad?

¿En qué puede ayudarte tu alimentación en la fertilidad?

La alimentación puede jugar un papel muy importante en el proceso de infertilidad.

Si estás buscando embarazo o te vas a someter (o lo has hecho ya y no salió bien) a un tratamiento de fertilidad.

Si se tiene un problema que puede afectar a la fertilidad como síndrome de ovario poliquístico, endometriosis, hipotiroidismo, enfermedad de Hashimoto, problemas de coagulación, problemas digestivos,… incluso causa desconocida.

La alimentación y el estilo de vida juegan un papel importante.

Si se padece alguna de las afecciones que he comentado antes, aunque se lleve una alimentación saludable, puede ser que no sea totalmente adecuada a la enfermedad o síndrome.

Cuando hablamos de alimentación para cada enfermedad, síndrome o situación, tendemos a generalizar. Y esto no tiene que ver solo con generalizar, sino más allá.

Cuando hay un problema de salud lo importante es personalizar.

Antes de realizar cualquier cambio es importante conocer el punto de partida, realizar una valoración nutricional y de estilo de vida, para conocer cuáles pueden ser las carencias, qué hábito de alimentación o estilo de vida puede estar perjudicándonos.

A partir de aquí lo ideal es armar un plan. Yo nunca recomiendo un plan a corto plazo. La salud siempre va más allá. Siempre recomiendo un mínimo de 3 meses para preparar al organismo. Esos 3 meses son los que tardan en madurar los ovocitos antes de la ovulación. Los que tarda en madurar el espermatozoide para que llegue a su destino.

¿Cuánto se tarda en cambiar la alimentación?

Pues la verdad es que depende de la actitud de la persona.

Es importante tener en cuenta que los diagnósticos médicos son superimportantes para dar con la tecla en alimentación.

Parece algo banal porque todo el mundo come, parece que todos sabemos qué es una alimentación saludable, que todo el mundo come superbien, pero no es así. Siempre hay algo que mejorar. Hasta puede ser que lo que a una persona le sienta de maravilla y le ayuda muchísimo en su proceso, a otra persona no le va tan bien.

Foto de Comida creado por valeria_aksakova - www.freepik.es

Bases de alimentación y fertilidad.

La alimentación para fertilidad básica es una saludable, haciendo mayor hincapié en vegetales de hoja verde (folato) y el yodo (ya sea en pescados o añadida en la sal).

  • Base de frutas, hortalizas y verduras.
  • Cereales integrales.
  • Proteínas de calidad, mejorando el consumo de legumbres.
  • Lácteos o bebidas vegetales y frutos secos.
  • Hidratación adecuada.
  • Evitando o mejor eliminando alimentos ultraprocesados (un bote de legumbres cocidas o de verduras en conserva no es un ultraprocesado), los productos que contengan un alto contenido en sal y/o en azúcar, las bebidas alcohólicas,… vamos eliminar de la alimentación cualquier alimento que no sea fresco o cocinado de manera básica.

Luego esto se tiene que ir adecuando dependiendo del origen de infertilidad de cada persona.

Unas personas necesitarán remojar los frutos secos, otras personas tendrán que aumentar el consumo de pescado, otras las frutas y verduras ni las ven, otras basan su alimentación en 4 alimentos y quizá su trabajo sea añadirlos de manera progresiva.

Suplementación para fertilidad.

Además de los básicos de suplementación como es el ácido fólico y el yodo, es importante tener en cuenta el diagnóstico del origen y/o de la valoración nutricional de cada persona.

También hay que valorar y hacer hincapié en las necesidades de cada persona por otros factores como puede ser la edad o el estilo de vida.

Debemos tener en cuenta que los nutrientes juegan un papel esencial y si no podemos llegar a los niveles óptimos en cada caso, la suplementación debe ser suficiente.

Como verás no he entrado a valorar cada tipo de origen de infertilidad, es fundamental entender que cada persona es un mundo y todo tiene que ir enfocado a ella. Incluso en las dosificaciones de hormonas administradas en tratamientos de fertilidad se pautan individualmente y según la respuesta.

Si tienes dudas y necesitas ayuda para comenzar con una alimentación saludable preparándote para el embarazo y la lactancia, puedes contactar conmigo a través del formulario de contacto.

Si no quieres perderte nada de mis publicaciones puedes suscribirte. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja un comentario

Suscripción al blog

Responsable: Gemma Tendero Ozores. Finalidad: el envío de las publicaciones de la web y remitirle información comercial, incluso por correo electrónico. Destinatarios: los datos facilitados se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EE.UU. y acogida al Privacy Shield. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en contacto@gemmatendero.es. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de privacidad.